¿Qué precio pagamos por dormir mal?

¿Qué precio pagamos por dormir mal?

El sueño - tan importante como la dieta y el ejercicio

Según la Dra. Sandhya Kumar, profesora de neurología en la Universidad de Wake Forest en los Estados Unidos, la mayoría de las personas subestiman constantemente la importancia del sueño de calidad para su salud y bienestar. Si bien las personas preocupadas por su salud gastan felizmente una buena parte de su salario en alimentos orgánicos caros y cuotas costosas de gimnasio, no prestan el mismo nivel de atención a los materiales en los que duermen. Sin embargo, dormir bien es tan importante como llevar una dieta saludable y hacer ejercicio.

Las encuestas de sueño llevadas a cabo en varios países occidentales sugieren que las tasas de sueño inadecuado están aumentando, ya que entre el 20 y el 30 por ciento de los encuestados se quejan de dormir mal de forma regular. Por ejemplo, encuestas recientes muestran que entre el 33 y el 45 por ciento de los adultos australianos se sienten privados de sueño, en comparación con el 37 y el 35 por ciento de los adultos británicos y estadounidenses, respectivamente.

Según los científicos, las naciones desarrolladas se encuentran en medio de una epidemia mundial de trastorno del sueño. Explican que una serie de factores contribuyen a este fenómeno, desde los trastornos clínicos del sueño, la presión profesional y familiar, así como el hecho de no priorizar el sueño.

El sueño de baja calidad también puede afectar tu vida profesional

El sueño es un proceso activo que es esencial para la recuperación, la consolidación de la memoria, la modulación emocional, el rendimiento y el aprendizaje. La pérdida de sueño afecta el estado de ánimo, la seguridad y la productividad.

Si bien los científicos han estado seguros durante mucho tiempo de que un sueño inadecuado es perjudicial para su salud, los economistas también se están dando cuenta cada vez más que perjudica su vida profesional.

Investigadores en Australia intentaron medir las consecuencias económicas del sueño limitado en el país durante 2016-2017. El resultado fue un coste total estimado de $45,21 millones para una población de 24.8 millones. El componente de coste financiero llegó a $17,88 mil millones, que engloba efectos directos a la salud, pérdidas de productividad y accidentes profesionales.

Mejora la calidad de tu sueño

Aunque los resultados de las investigaciones son negativos, también sugieren soluciones. Si se aborda el problema mediante la concienciación, la regulación gubernamental y otras iniciativas, sería posible que hubiese beneficios para la economía y la salud.

El estudio indicó que una mayor actividad física está relacionada con un mejor sueño, al igual que no fumar. Y aunque el estudio carecía de información suficiente sobre el efecto de los dispositivos electrónicos en el sueño, se cree que reducir su uso durante la noche mejora la calidad del sueño.

La ropa de cama también desempeña un papel importante para dormir bien. De hecho, el sobrecalentamiento es la causa más frecuente de trastornos del sueño. Para descansar bien por la noche, siempre debe dormir con fibras naturales y transpirables.

Para ayudarlo a dormir bien, en Zizzz usamos algodón 100% orgánico y lana transpirable de ovejas criadas en los Alpes suizos. La lana respira y elimina la humedad, lo que ayuda a regular la temperatura de su cuerpo y es crucial para dormir bien. El resultado es un sueño de calidad, más profundo y más relajado.