Cuando la pequeña Carmen nació, mi vida cambio para siempre. Una de las primeras cosas que noté fue lo importante que era dormir bien. ¡Pero no solo para ella, sino para toda la familia! Los bebes duermen 14 horas de media al día durante sus primeros años. Darles un entorno seguro, de calidad y confortable es vital. Unos amigos nos dieron un saco para dormir, que para nuestra sorpresa estaba relleno de poliéster.

¿Ha dormido alguna vez bajo poliéster? Pasas toda la noche moviéndote y revolviéndote. Primero se tiene mucho calor pero se pasa rápido a tener frio, la culpa la tiene el poliéster.  El poliéster no permite transpirar y hace que uno se  sienta sudoroso. Se Imagina cómo debe sentirse su bebé durmiendo en poliéster más de 5000 horas al año?.  ¡Tiene que haber algo mejor!... pensé.

Yo vivo en Suiza y me encanta esquiar. Cuando voy a la montaña uso prendas con lana. Esto me dio la idea, pues muchos esquiadores y atletas usan lana por sus cualidades, en condiciones térmicas extremas. La lana ayuda a tu cuerpo a secarse cuando haces ejercicio y ayuda a regular la temperatura corporal.

La idea fue el inicio de un largo proceso de búsqueda. ¿Existirá una fibra de lana que pese poco y que sea lavable para los sacos de dormir? Finalmente lo encontré al lado de casa, en los Alpes suizos. Swisswool es una marca patentada compuesta de 88% de lana suiza y 12% de fibras vegetales. Tiene las características únicas de transpirabilidad de la lana y es lavable. ¡Fantástico para dormir!

Para tener un sueño bueno y seguro el relleno no lo es todo. Cuando los bebes duermen, su piel sensible toca el interior del saco, así que, decidí usar las fibras más puras disponibles en el mercado. El algodón biológico fue la opción obvia para el tejido interior. No tiene restos de fertilizantes sintéticos, ni cultivado con pesticidas, así que tampoco hay que preocuparse por las alergias. Aproveché para mejorar el diseño y la facilidad de uso y que pudiera usarse en nuestros múltiples viajes.

Nuestros sacos de dormir están fabricados en Europa para asegurarnos que ningún niño es empleado en su producción. Además, nos gusta contratar empresas locales con buen hacer y tradición manufacturera.

Muchos padres nos han expresado su entusiasmo y satisfacción cuando vieron que su bebé dormía muy bien desde que lo hacen con Zizzz. Me animaron a producir una nueva línea de productos para niños a partir de 4 años y también para adultos.   ¿Por qué no hacer entonces edredones rellenos de Swisswool? Desde abril 2013 tenemos disponibles edredones con el mismo relleno de Swisswool. En el exterior usamos un algodón batista de comercio justo. Nuestros edredones de Zizzz están fabricados en Suiza.



  Loading...